Home » Bulgur con verduras, pollo y jamón

Bulgur con verduras, pollo y jamón


Con este tiempo de lluvias, y el frío que está por venir, uno de los mejores clásicos que te puedes llevar a la boca es, sin duda, una buena sopita caliente. Todas las madres y padres han predicado las bondades de las sopas y caldos de pollo contra todo tipo de males sobrevenidos. Tanta es la fama curativa, que yo creo que deberíamos empezar a crear plataformas para solicitar la beatificación del pollo común. Yo no sé si se usan criterios cuantitativos, pero segurísimo que el caldo de pollo ha curado a más gente que algunos de los beatos con certificado.

Personalmente, soy bastante fan de hacerme sopitas con lo que encuentre por la nevera. Ya sea por costumbre familiar, o por rareza personal, sigo haciendo caldo casero de vez en cuando. Al fin y al cabo, hacer caldos, tiene el trabajo de ponerlo todo en una olla con agua y dejarlo hervir mientras se hace cualquier otra cosa. Por tanto, excusas hay las justas, ¿no? Y no entraré en el terreno pantanoso de explicarle a nadie como se hace un caldo “a la clásica”. Para eso cada uno tiene a sus propios progenitores.

Independientemente de la receta que se use, al hacer caldo nos quedan huerfanitos alimentos hervidísimos, algo sosainas y con olor reminiscente a comedor de colegio. Alimentos que tienen como única alternativa al cubo de la basura, la transformación. Y como la comida no se tira, pues mejor la transformamos. Os ejemplifico, seguidamente, otro modo de transformación mucho más sencillo que las socorridas croquetas de cocido:

Para el caldo de pollo My way usé:
1 hueso de jamón
1/2 carcasa de pollo
4 alitas de pollo
7 u 8 hojas de col
2 zanahorias grandes

Hervir todos los ingredientes juntos en una olla grande con agua durante una hora y media o dos horas, a más tiempo, más concentración de sabor. Rectificar de sal, recordar que hay mucho líquido y corréis el riesgo de generar litros de sopa penitenciaria. Colar los ingredientes y reservarlos. Desgrasar el caldo con una cucharita. Para esto hay que tener un poco de paciencia si lo hacéis en caliente, no os lo voy a negar, pero o hacéis el esfuerzo o tragáis lubricante. Si os sirve el truco, y tenéis tiempo, es más fácil hacerlo cuando está frío, pues la grasa se solidifica. Y ya tenéis un caldito posible más.

Para el Bulgur con ingredientes transformados…

50 gr de bulgur por persona (substituible por cous-cous).
Caldo o agua
Hojas de col cortadas a trocitos
Pollo desmigado y sin piel
Jamón desmigado y sin piel
Zanahoria cortada en rodajas.
Salsa de tomate.

Hervimos el agua o caldo para cocer en ella el bulgur. La proporción suele ser de dos partes de agua por una parte de bulgur. Cocer a fuego medio hasta que el agua se consuma. Comprobar que el grano esté tierno, si no lo está añadir un poco más de agua. Una vez consumida el agua y tierno el grano, añadir un chorrito de aceite de oliva para evitar que los granos se peguen.

Montar los platos con un montoncito de bulgur en el centro y parte de todos los ingredientes “reaprovechados” del caldo rodeando los granos cocidos de bulgur.

Añadir la salsa de tomate caliente por encima. Y ya tenemos lista la transformación!

Bon Profit!

2 Responses to “Bulgur con verduras, pollo y jamón”

  1. Pues sí, creo que pronto tocará hacer un caldito nativo, de estos naturales de toda la vida. Porque en estos días tan atareados que llevamos muchos pasamos con pastillas de pollo i verdura, pues no hay tiempo para ir a comprar el fresco.

    Pero oye, como me ha apetecido.
    Pregunta. Cuando dices olla grande en MyWay (tiene nombre de proyecto!) son unos cuatro litros ?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>